¿Las criptomonedas pueden salvar a los países pobres?

Los lugares en los que no llega la preferencia bancaria y con pocos recursos precarias pueden ser beneficiados por esta temporada de novedades tecnológicas, aunque aún no se ha materializado de una manera tangible.

Estamos en el vórtice de un gran cambio tecnológico. Se habla mucho sobre el impacto que podría causar la entrada de criptomonedas como Bitcoin en países con pocos recursos de los que podemos escuchar opiniones de optimismo y otras más pesimistas. Como en la mayoría de los casos, es muy probable que las expectativas sean muy elevadas (tanto las que dicen que todo está muy bien como en los que creen que nada funcionará). 

No podemos dejar a un lado el punto de que las necesidades, capacidades y regulaciones de cada gobierno son distintas. Esto último es lo que determinará el uso y la existencia de este nuevo estilo de dinero.

Otra área que hace que las expectativas sean muy elevadas es que se piensa que un nueva tecnología cambiará, por sí sola, las prácticas que acarrea cada uno de los gobiernos, como la corrupción en general, la mala administración o la irresponsabilidad e incompetencia de algunos políticos que causan subidas impresionantes en los precios colocando a su servicio el gasto público y las instituciones bancarias centrales.

Un pensamiento clásico

El pensamiento de que todo se solucionará rápidamente es un clásico en los grandes cambios tecnológicos. Así como pensábamos que con la llegada de Internet ya no tendríamos que luchar a favor de la libertad de expresión (China y Corea del Norte siguen en contra), que la economía colaborativa sería siempre beneficiosa o que la digitalización funciona para controlar más que nunca al poder (Ahora somos más controlados que antes)

Por esta razón es necesario, colocarle un poco de racionalidad a la conversación sobre los cambios tecnológicos, que afectan al criptomundo. Y para esto tenemos que hacer un estudio de lo que sucedería si se implementa en los países pobres.

Lo más ventajoso es que transferir criptomonedas en lugar de dinero fiat es más veloz y transparente gracias a Blockchain. Las criptomonedas son, en pocas palabras, activos escritos en código. Es más rápido adjuntar y enviar un archivo que enviar dinero. 

Las criptomonedas se reciben el mismo día frente a los períodos de dos a cinco días que tarda el dinero fiat y, además, no tienen la necesidad de convertirse en dólares en el trayecto.

Transferencias mas baratas

También hay otra ventaja que señalar, y es que las transferencias internacionales son más económicas que con dinero fiat. Según el Banco Mundial, “durante el segundo trimestre del año, las comisiones medias globales sobre las remesas con dinero tradicional rondaron el 6,8% y las comisiones medias sobre las remesas que se recibieron en África subsahariana, que rozaron casi el 9%, fueron las más altas del mundo.”

Además, las comisiones promedio de los bancos de todo el mundo llegaron al 10,5%, esto quiere decir que, de una remesa de 1.000 euros, ellos se quedan con más de 100. Esto es una locura absurda. Esto llevó a gigantes financieros como UniCredit o Santander a apostar por Ripple, una criptomoneda que tiene como objetivo rebajar entre un 30% y un 60% el coste de las transferencias internacionales.

La última ventaja que podemos destacar es que las transacciones con criptomonedas son mucho más sencillas e inteligentes. Es más fácil usar un teléfono móvil y hacer el envío, prácticamente de manera instantánea, de dinero a otra persona por medio de una aplicación que ir a una institución bancaria o casa de cambio a hacerlo, esto último es lo que hacen normalmente las personas que envían remesas. 

Una alternativa a la inflación

Las criptomonedas proporcionan una alternativa a las monedas locales y al dólar en los países más golpeados por la inflación. 

Una de las situaciones más difíciles cuando se habla de terribles crecimientos de precios es Venezuela, un país en el que beberse una taza de café cuesta hoy casi un 400% más que lo que costaba hace un año, según indicó la agencia Bloomberg.

En este tipo de situaciones, y con una volatilidad enorme en los precios y en el valor del bolívar (moneda nacional de Venezuela), la volatilidad de Bitcoin se ve como algo que sería muy natural para el pueblo venezolano. 

Sumado a esto, las criptomonedas no están expuestas a las ya naturales devaluaciones masivas creadas por los bancos centrales para “estabilizar la economía” o aumentar las posibilidades de reelección de los políticos. 

En conclusión, tenemos que considerar estas circunstancias y hacernos las preguntas correctas aunque parezcan incómodas. ¿Va a recibir con entusiasmo la volatilidad de Bitcoin una persona con poca formación, con miedo a perder lo poco que posee y a quien se le hace muy difícil entender hasta el funcionamiento de una simple cuenta de ahorro? La respuesta, en la mayoría de las situaciones, es no… y, por esa misma razón, el futuro de las criptomonedas en los países pobres es tan dificil de predecir.

Si deseas obtener los mejores análisis y predicciones de AXS únete a nuestro canal de Telegram de forma gratuita.


We are a large scale cryptocurrency community

providing you with access to some of the most exclusive, game changing cryptocurrency signals, newsletters, magazines, trading indicators, tools and more.